domingo, 31 de marzo de 2013

¡CRISTO HA RESUCITADO! ¡ALELUYA!


 "Porque no abandonarás mi alma en el infierno. Porque no darás mi alma para que sea poseída por los infiernos. Ni darás a tu santo conocer la corrupción. Ni en el cuerpo santificado por el cual otros han de ser santificados padecerás la corrupción.
Me diste a conocer los caminos de la vida. Diste a conocer por mí los caminos de la humildad, para que los hombres volvieran a la vida de donde habían caído por la soberbia; porque estoy con ellos, a mí diste a conocer.
Me llenarás de alegría con tu rostro. Los llenarás de alegría, para que después no busquen otra cosa al verte cara a cara; estoy con ellos, me llenarás. Delectación en tu diestra hasta el fin. La delectación está en tu favor y en tu propiciación en el itinerario de esta vida, que conduce hasta el fin de la gloria de tu presencia".
San Agustín de Hipona.
Narraciones sobre los Salmos 15,10.

¡Cristo ha Resucitado! ¡Aleluya!

No hay comentarios: